CMV y estándares para las pruebas

¿Qué significa estado CMV?

CMV significa citomegalovirus. Es un virus muy común, que la mayoría de las personas ha padecido antes de cumplir 50 años. Aproximadamente el 50% de las personas con 20 años se ha infectado temporalmente con este virus.

Por nuestra parte, únicamente realizamos pruebas a algunos de nuestros donantes para detectar el CMV, con el fin de adaptar su uso en determinados países. Solo está permitido utilizar esperma de un periodo de donación en el que el resultado del donante fuese IgM negativa (no tenía una infección activa). En estos países, el esperma de un donante que haya padecido previamente la infección y tenga actualmente una IgG positiva solo se podrá utilizar en el caso de mujeres con una IgG positiva (que hayan padecido la infección anteriormente).

La infección con CMV es prácticamente inofensiva. Sin embargo, si un feto se infecta con el CMV durante el embarazo puede estar en peligro. Podría ocurrir si la madre padece una infección primaria de CMV durante el embarazo.  Gracias al cribado periódico de anticuerpos IgM y la purificación del esperma para IUI (centrifugación), el riesgo de virus en el esperma se considera minúsculo.

A los donantes que no tengan estado CMV en el sitio web no se les han realizado ni se les realizarán pruebas al respecto.

En el caso de todos los donantes a los que se hayan realizado pruebas, el estatus se mostrará en el sitio web.

Acceda a más información sobre la examen de donante.

¿Qué es un estándar?

Dado que los países tienen diferentes normativas en cuanto a los procedimientos de selección, filtrado y aprobación de donantes y esperma de donante, así como diferentes requisitos de documentación, Cryos trabaja con diferentes "estándares" de autorización. Un donante/eyaculado se puede autorizar de acuerdo con uno o varios estándares. 

Los donantes/eyaculados se pueden liberar de acuerdo con los estándares de Dinamarca (DK), UE, Finlandia (FI), Países Bajos (NL), Noruega (NO), Estado de Nueva York (NYS), Reino Unido (UK) y Estados Unidos de América (EE.UU.).

En el caso de un tratamiento por parte de un profesional en alguno de los países antes mencionados, deberá utilizar los estándares pertinentes. En el caso de un tratamiento por parte de un profesional en un país distinto de los mencionados anteriormente, debe solicitar orientación al profesional.

Es responsabilidad del cliente asegurarse de que la importación y la manipulación son legales en el país de destino.